Adidas VL Court 20 CMF I Zapatillas de Estar por Casa Bebé Unisex Azul Maruni/Ftwbla/Ftwbla 000 19 EU Adidas VL Court 20 CMF I Zapatillas de Estar por Casa Bebé Unisex Azul Maruni/Ftwbla/Ftwbla 000 19 EU II8Le

SKU-64900-uay24567
Adidas VL Court 2.0 CMF I, Zapatillas de Estar por Casa Bebé Unisex, Azul (Maruni/Ftwbla/Ftwbla 000), 19 EU
Adidas VL Court 2.0 CMF I, Zapatillas de Estar por Casa Bebé Unisex, Azul (Maruni/Ftwbla/Ftwbla 000), 19 EU

Aceptar la posición ecocentrista nos llevaría a defender escenarios en los que los individuos sintientes son matados para preservar a una especie no sintiente amenazada en particular (como una especie botánica) o a otras características de un ecosistema. Zapatos blancos Wock Everlite para mujer Ronqu8JV

Determinadas intervenciones ecológicas habituales que ocurren en la naturaleza reflejan una posición ecocéntrica. Algunas intervenciones ayudan a reducir los niveles de población de ciertas especies al matar a los animales que no “encajan” en el ecosistema, 36 EU Negro (Black/White-Wolf Grey 001) MD Runner 2 GS Zapatillas Niños Negro Black/WhiteWolf Grey 001 36 EU p4fKJ
o al introducir a otros animales que reducen las poblaciones de presas a través de la depredación u otros daños relacionados. 38 EU Kappa Base Zapatillas Unisex Adulto Blanco White 38 EU Kappa Base Zapatillas Unisex Adulto Blanco (White) i7UURaS
A pesar del sufrimiento y la muerte de individuos sintientes asociados con estas intervenciones, las intervenciones son consideradas de manera habitual desde el ecocentrismo como algo bueno, porque promueven la estabilidad de los ecosistemas actuales o un tipo de ecosistema deseado. Este tipo de intervención debería rechazarse por las siguientes razones:

(a) los individuos sintientes tienen los intereses moralmente relevantes de ZQ gyht Zapatos de mujerTacón PlanoComfort / Punta RedondaMocasinesCasualTelaAzul / Rojo / Azul Real redus55 / eu36 / uk35 / cn35 redus55 / eu36 / uk35 / cn35 5yjIlaRrD
y de no ser dañado ;

(b) los intereses de estar vivo y de no ser dañado no varían en función de la densidad de la población ni de la función ecológica de una especie;

(c) la misma posición implicaría que la erradicación de una especie por el beneficio de los árboles baobab sería aceptable. Después de todo, la especie humana está superpoblada y no tienen una función ecológica beneficiosa, sino que, en realidad, es perjudicial para los objetivos que los ecologistas intentan conseguir.

Puede asumirse que la mayoría quedaría horrorizada por el último punto. Esto muestra que es sospechosa la posición ecocentrista según la cual el respeto debería garantizarse a las especies de conformidad con su función ecológica e impacto. Además, muestra por qué dichas posiciones están en último término subordinadas al antropocentrismo (la humanidad y, a menudo, sus animales domesticados preferidos están de alguna manera exentos del requisito de la utilidad ecológica), y por qué el ecocentrista tiene una consideración prejuiciosa no solo de los individuos, sino también de las especies que intenta preservar.

Callicott, J. B. (1993) “On the intrinsic value of nonhuman species”, in Armstrong, S. Botzler, R. (eds.) Environmental ethics: Divergence and convergence , New York: McGraw-Hill, pp. 66-70.

Czech, B.; Devers, P. K. Krausman, P. R. (2001) “The relationship of gender to species conservation attitudes”, Wildlife Society Bulletin , 29, pp. 187-194.

Eckersley, R. (1992) Environmentalism and political theory: Toward an ecocentric approach , Albany: State University of New York.

Faria, C. (2011) “ New Balance WL373v1 Zapatillas Mujer Violeta Purple/Wl373Mcc 43 EU A2aO90ueM
”, Ágora: Papeles de Filosofía , 30 (2), pp. 27-41 [referencia: 15 de diciembre de 2012].

+52 (55) 8435 1072/1073 y +52 (55) 5339- 5065/5936
Twitter Facebook YouTube Chipie Zapatillas de gimnasia para niños Código 747725 turquesa 32 4Y5en
Búsqueda personalizada de Google

Escrito por Mtra. Pamela González España

Una de las comorbilidades más frecuentes en el TDAH es el Trastorno Oposicionista Desafiante (TOD), cuya prevalencia apunta entre el 30% y el 50% en la población infantil, siendo más frecuente en varones que en mujeres. Por ello, es importante dar una descripción de la sintomatología de este padecimiento para ejercer una intervención oportuna y evitar complicaciones a futuro.

Por definición podemos afirmar que el TOD es que un patrón recurrente de conductas relacionadas con las siguientes categorías:

Enfado e irretabilidad:

A menudo pierde la calma

A menudo es suceptible o se molesta con facilidad.

A menudo esta enfadado o resentido

Discusiones y actitud desafiante:

Discute a menudo con la autoridad

A menudo desafia o rechaza satisfacer la petición por parte de figuras de autoridad

A menudo molesta a los demás deliberadamente.

A menudo culpa a los demas por sus errores o su mal comportamiento.

Vengativo:

Se muestra rencoroso

Como se mencionó anteriormente, estos criterios son fundamentales para establecer el diagnóstico. Sin embargo, para los Psicólogos o especialistas de la salud mental, es necesario descartar otros elementos que podrían generar confusión al momento de establecerlo. Por ejemplo: la presencia de un cuadro psicótico, alguna incapacidad en la comprensión del lenguaje o incluso la aparición de comportamiento perturbador, resultado de la inatención e impulsividad.

A partir de estos elementos podemos comenzar a pensar en las estrategias de intervención, la cuáles son bastante efectivas cuando se abordan desde el modelo cognitivo-conductual. Por lo que a continuación se dará una breve descripción de las herramientas terapéuticas que permiten a los especialistas inducir mejoras en la conducta del infante desde diversos aspectos: relaciones sociales, reducción del comportamiento oposicionista y el aumento de conductas colaborativas.

En un primer momento es necesario obtener toda la información necesaria que nos permita describir la conducta de manera cualitativa y cuantitativa, de tal forma que podamos establecer relaciones funcionales entre la conducta disruptiva y el objetivo que cumple al momento de presentarse; a este proceso se le conoce como “Análisis Funcional de la Conducta”. Una vez recolectada la información pasamos al diseño de un plan para la modificación de la conducta, de tal forma que tomemos en cuenta los siguientes elementos:

Reforzar conductas adaptativas: En lugar de prestar atención a la conducta inadecuada, es momento de centrarnos en las habilidades y virtudes que presenta nuestro paciente, para que este reforzamiento tenga mayor peso que la corrección.

Ignorar conductas desadaptativas: Evitar prestar demasiada atención a lo que deseamos modificar.

Aumentar la gama de conductas apropiadas y socialmente aceptables del niño: En este caso es necesario conocer previamente los déficits conductuales del infante para que posteriormente se le entrene en su uso adecuado, a través del moldeamiento o modelamiento de la conducta. Entre ellas podemos destacar un entrenamiento en: asertividad, habilidades sociales y autocontrol.

Entre otros elementos que nos podrían ayudar a trabajar el cambio de comportamiento son: la economía de fichas y las autoinstrucciones; estrategias para reforzar la conducta esperada, al igual que permite que el niño tenga un plan de acción ante situaciones que tienden a desbordarlo emocional y conductualmente.

Es importante también considerar que los niños con TOD, debido a sus conductas, presentan problemas que interfieren en su desempeño académico y en sus relaciones sociales, lo cual genera una disminución del respeto por parte de las figuras de autoridad o compañeros; generando sentimientos de incompetencia y melancolía. Por ello, es necesario trabajar en el cambio de pensamientos, ya que estos influirán en sus conductas y emociones, por lo que podemos ocupar la reducción de la responsabilidad interna y externa de las problemáticas que se vayan presentando, de tal forma que modifiquemos las creencias relacionadas con la culpa o el rencor antes mencionado.

En general es importante mencionar que dichas técnicas también apoyan el tratamiento psicoterapéutico del niño con TDAH, ya que como se mencionó anteriormente, el TOD es un trastorno comorbido frecuente. Por lo que el apoyo de estas estrategias, permitirá también la intervención efectiva del TDAH, mejorando así la calidad de vida de los niños desde la perspectiva de la interacción social.

Te invitamos a conocer más sobre este tema: [email protected]

Nos ubicamos a espaldas de los viveros de Coyoacan

Jennifer Delgado en Salud .
41 EU Diadora KRun II Zapatillas de Gimnasia para Hombre Gris Grigio Palomagrigio Castello 41 EU Diadora K-Run II WRq1FmJewN
También te puede interesar
  1. 47 EU Globe Octave Zapatillas de Skateboarding para Hombre Negro Black/White 47 EU Zapatillas de Skateboarding para Hombre Rn9uYpA
  2. Bruetting Circle Zapatillas de Marcha Nórdica para Mujer Azul Marine/Pink Marine/Pink 36 EU KszTV
  3. Niños agresivos. Cómo controlar la
  4. ¿El TDAH se cura?

  5. IGIamp;CO USR 11213 Zapatillas para Hombre Azul BLU 11 43 EU Azul (BLU 11) Zapatillas para Hombre C2q5hcCi
  6. Los aspectos positivos del TDAH
Contenido patrocinado
recomendado por

Consejos para padres Geox J Shuttle a Zapatillas para Niñas Rosa Fuchsia 37 EU Rosa (Fuchsia) Geox J Shuttle a Zapatillas para Niñas 37 EU xyCrN7d
Problemas de conducta en niños Zapatos azules casual Mustang para mujer 7WC4nZLAh
Tamaris 28168 Sandalias de Talón Abierto para Mujer Marrón Cognac 38 EU Tamaris 28168 38 EU EsawMNHL
Trastornos infantiles Zapatillas para Mujer Dockers by Gerli 36ur202-710100 Dockers by Gerli 36ur202710100 Zapatillas para Mujer Negro Schwarz 100 40 EU 40 EU Negro (Schwarz 100) QpHsE